Wednesday, May 2, 2018

Rectificación de una infamia y el "padre de la ginecología" 2- Historia de la Anestesiología (4000 aEC-Siglo XIX) (a)

viene de aquí

Desde que el Dr J. Marion Sims se mudó a Nueva York para fundar un Hospital de Mujeres,  realizó  en él  operaciones  en mujeres blancas. Según Ojanugaen un artíulo para el Journal of Medical Ethics, Sims usaba entonces  anestesia. LL Wall en otro artículo para la misma revista, afirma que hasta 1857 Sims no usó anestesia para realizar una cirugía de fístulas (vesico-vaginales y recto-vaginales)  en mujeres blancas y cita una conferencia pública  en la que Sims habló ante la Academia de Medicina de Nueva York el 18 de noviembre de 1857. Durante esta conferencia, Sims dijo que nunca usó anestesia para la cirugía de  fístulas "porque no son lo suficientemente dolorosas como para justificar el problema y el riesgo de asistir a su administración". Aunque reconoció que esto es impactante para la sensibilidad moderna, Wall señaló que Sims estaba expresando las sensibilidades contemporáneas a mediados del siglo XIX, particularmente entre los cirujanos que comenzaron su práctica en la era previa al uso de anestesia. 

La misma sensibilidad que permite resquicios jurídicos en un Código penal aplicado en pleno Siglo XXI - ver violación/prevalimiento (abuso)- y una  sentencia reciente por abuso   cuando está descrito y probado que es una violación  en los "hechos probados" de  dicha sentencia (5 hombres fornidos de los cuales 2 son militares, llevan a la víctima -una mujer de 18 años-  engañada a un zaguán, la acorralan y  sin su consentimiento o "consentimiento viciado" (que es lo mismo) la penetran vaginal, anal y bucalmente repetidas veces; incluso la graban en vídeo   para   mostrar sus "hazañas sexuales" a sus amigos. La víctima es encontrada luego por viandantes en posición fetal y llorando en un banco  por lo que llaman al 112; ella no podía hacerlo ya que uno  de los 5 le  había robado el  móvil a la víctima para que no pudiera pedir ayuda o llamar a la policía) ¿Cómo pueden los jueces interpretar que no hubo intimidación? en  una interpretación patriarcal, infame y carente de toda empatía hacia el sufrimiento de la víctima en manos de  estos 5 hombres: en  "ámbito  de jolgorio" que debería avergonzar a cualquiera porque sepan Sus Señorías que se ha probado por su propio tribunal  la indefensión de la víctima y eso es intimidación,  ergo violación en toda regla, aunque no fuera desgarrada o golpeada exteriormente. Además, del hecho inconstestable de que  siempre  hay sufrimiento  anímico y psíquico  por una violación repetida y múltiple de la mujer como objeto cosificado;  magnificada por  una sentencia injusta que da luz verde  a depredadores como estos para que continúen actuando con  quasi -impunidad. No quiero ni pensar los años que tendrá que pasar  la víctima en tratamiento psicológico para superar el  doble trauma: el de la violación múltiple en sí, y el de la sentencia, para mi equiparable a  una segunda violación en grupo. Sí,  violación porque estos jueces y en especial uno  de los tres,  han agredido a su alma y a su psiquis al deslegítimarla  como persona desde el instante mismo en que sentencian por  abuso lo que ha sido  violación y además, quíntuple. Algo  huele muy mal si en nuestro Occidente democrático y avanzado suceden estas cosas. Algo tiene que cambiar y ya.
  
Me he referido en el párrafo anterior a:  el  caso de "la manada" porque es actual,  porque lo he seguido de cerca, porque  me  indigna y me repugna. Lo tomo aquí como ejemplo que traslado a cualquier país de  Occidente. Como mujer, madre, abuela y psicóloga me solidarizo con el sufrimiento de esta  víctima y de cualquier otra víctima abusada o violada. Necesitamos mucha educación en igualdad de género, en empatía y solidaridad. Necesitamos  también cambiar las leyes que hagan falta para no se den resquicios jurídicos que permitan a jueces interpretarlas desde una ideología patriarcal, machista y retrógrada.  

De acuerdo a como yo lo entiendo  un Juez (o Jueza) debe impartir Justicia, obviamente,  conforme a Derecho, pero en la interpretación que hace de la ley,  debe mostrar la suficiente empatía con la víctima. Es  el juez o la jueza  quien de alguna manera debe contribuir a que la víctima sobreviviente -vulnerada como persona, como ser humano y como sujeto de Derecho-  comience a sanar  y esto solo lo puede hacer si se ha reconocido su atropello validando su sufrimiento y se ha administrado Justicia, que debería incluir  la voluntad firme y constante de dar a cada uno lo que le corresponde y no, por el contrario,  constituirse en un instrumento más de desintegración  de la persona victimada. 

 hebane

Y como esto va de anestesia, de empatía y de dolor. Decirles que son paparruchas que el hombre antiguo  carecía  de sensibilidad  o que no podía ponerse, aunque fuera un poco, en el lugar del otro  utilizando fórmulas para minimizar el dolor, a la vez que el cirujano querría,  como es de suponer,  al paciente quieto y sedado. A las pruebas me remito: desde 4000 aEC los sumerios administraban opio a sus pacientes. C:a 2250 aEC Los babilonios utilizaban  una hierba llamada hebane ( Hyoscyamus niger) para aliviar el dolor de dientes. C:a  600 aEC en el Tratado de cirugía Sushustra de la India consta que se sedaba a los pacientes con aconitum, un anestésico  y anti-inflamatorio que se ha usado también en el Medicina Tradicional China (MTC) por   2000 años.  Alrededor del 400 aEC los asirios utilizaban la compresión aórtica para producir inconciencia antes de una circuncisión y los antiguos egipcios la usaban para operaciones de ojos. C: a  350 aEC Platón  se refiere a la  anestesia (αναισθησία) en  Timaeus


Mandrágora

 64 EC, Dioscorides, médico, cirujano, botanista,   en su  "Materia médica" recomienda utilizar madrágora hervida en vino "para causar la insensibilidad de aquellos que tienen que ser cortados o cauterizados".  Por el año 160  de la era común, Hua Tuo ( c.a 111-207) tal como consta en el texto histórico:  Registros de los tres reinos (Wei, Shu, Wu), Libro de Wei T 29,  realiza en China cirugías con anestesia general utilizando Mafeisan,  un mejunje de hierbas medicinales y vino. Entre 800 y 1200 de nuestra era se popularizó  el uso del Opio con fines medicinales, algo que vuelve  a usarse en el S XIX ver a tal efecto, John Mac Munns Elixir expendido desde 1837.                                                                      
Pero volviendo al orden cronológico  en los monasterios católicos de entre los siglos VI a XI, correspondía a la Iglesia los deberes de Hospitalia y asistencia médica, aunque estos eran   mantenidos por los Reyes Carolíngios.  Así  en el  Concilio no ecuménico -que tuvo lugar   en Aquisgrán (Aachen)  en  817 para imponer la Regla monástica de San Benito- se obligó a los monjes a leer y copiar manuscritos para poder traspasar el conocimiento médico. Fueron los monjes de esos monasterios los que escribieron textos de botánica médica, patología y farmacología. Una de las compilaciones en la Abadía de Montecasino  en Italia,  contiene  la formula más antigua de esponja soporífera. La primera frase -tal como lo expresa el Dr. Philippe Juvin en este artículo- no deja duda alguna de que se usaba en cirugía y de que las sustancias  eran administradas por inhalación: "Id est somnificum conveniens bis qui chirurgia curator, aut sectionis dolorem nonori sentiant soporati (...)"  La formula tenía opio, mandrágora, henbane,  y otras hierbas que eran maceradas con suficiente agua y absorbidas por la esponja que luego se secaba al sol.  Al momento de la operación la esponja era mojada en agua caliente y colocada sobre la nariz  del paciente para que inhalara.  Para despertar al paciente se cambiaba la esponja por otra mojada en vinagre. A partir del S. XVII las esponjas  se dejaron de usar probablemente porque habían perdido su efectividad (por los errores en las copias o en las transmisiones orales)  hasta que otra vez se revive su uso en el  Siglo XIX  pero utilizándolas con óxido nitroso y luego eter.


También los  Shamenes  Incas por el 1350 EC administraban  hojas de coca  mezcladas con ceniza vegetal que masticaban y escupían en las heridas de los pacientes con fines analgésicos.


Sigue el próximo miércoles

Adendas:

Adjunto aquí  este artículo,  publicado en el diario  El País el 3 de mayo 2018,   sobre la iniciativa de c:a 1800 psicólogos y psiquiatras sobre el caso la sentencia del caso "La manada"; iniciativa a la que  suscribo totalmente y a la que me sumo.

Adjunto aquí art. sobre  def. jurídica  de violencia e intimidación, por el abogado  José Rodríguez


7 comments:

Cayetano Gea said...

Mostrar empatía hacia el que sufre, intentar paliar los dolores de los demás, son -como bien señalas- sentimientos que vienen de antiguo. Y las culturas tradicionales ya lo tenían en cuenta. Cuestión de inteligencia y sensibilidad.
Un abrazo, Myriam.

Ester said...

Sigo con interés esta historia, hasta que se publicó la noticia no tenia ni idea. Abrazos

Javier Rodríguez Albuquerque said...

Como vengo diciendo, tengo plena confianza en que después de lo de "la manada" haya un antes y un después en la justicia y en la sensibilidad social.
Musu handi bat.

Rafa Hernández said...

Yo diría que hasta más detalles y tacto tenía antes la gente que sufre que ahora. Porque la Justicia al menos con el trato que le da a las mujeres, se están luciendo.

Besos.

Genín said...

Yo ya he pasado página, el tema, me tenia asqueado, ya voy mejor... :)
Besos y salud

Manuel López Paz said...

A mi me enseñaron que había que tratar a la gente, como te gustaría que te trataran a ti. Como médico, intento empatizar con el paciente (cuando se puede y se deja), para mejorar no solo el cuerpo, sino el espíritu.

Besote

Pedro Ojeda Escudero said...

Comprendo tu rabia. El caso de la manada cambiará la sensibilidad, seguro. Y, sobre todo dos cosas: el procedimiento en este tipo de delitos y un tipo de articulación de los conceptos que son difíciles de determinar de forma objetiva y quedan a criterio subjetivo.
Por lo demás, magnífica serie de entradas sobre esta cuestión.
Besos.